Instalacion del sistema Warnair

Jueves, 7 Agosto   

El sistema ‘warnair” no requiere una amplia red de comunicación propia con sensores especiales, sino el sistema electrónico ABS. Por ello, la instalación de este sistema no necesita de cambios o de requisitos especiales de los neumáticos o las llantas. El único procedimiento de control que precisa el “warnair” es presionar ocasionalmente un botón del salpicadero. El principio de funcionamiento del “warnair se basa en el hecho de que una reducción en la presión del neumático incrementa la velocidad de rotación de la rueda y puede por tanto ser medido.

La investigación llevada a cabo por Dunlop ha establecido que el cambio en el radio de la banda de rodadura en relación con la presión del neumático es alrededor de 0,5 mm para una varíacion de la presión de 0,5 bar. Esto equivale a un 0,2% de cambio en el radio de la banda. El “warnair de Dunlop controla la presión del neumático mediante la comprobación continua de los radios de las bandas de rodadura de las 4 ruedas cuando el coche está en marcha. Con la ayuda de las señales del ABS de cada rueda, se calculan la velocidad media de rotación, la velocidad individual de cada neumático y el porcentaje de diferencia entre los neumaticos opuestos diagonalmente, y se transmiten todos estos valores al ordenador que los procesa.

Este utiliza la velocidad de las ruedas para determinar si una o varias de ellas han modificado su comportamiento como consecuencia de una bajada de presión de la cubierta. Para una correcta monitorización de la presión es fundamental una adecuada calibración del sistema, pero este procedimiento sólo es necesario a la entrega del vehículo.

El sistema debe ser estandarizado tras corregir la presión de un neumático o al cambiar una rueda. Para ello, el conductor simplemente ha de presionar el botón del salpicadero y el proceso se activa automáticamente.